En el marco del proceso de descentralización del Estado, la transferencia progresiva y planificada de funciones, servicios asociados, capacidades y recursos a los municipios tiene como fin lograr que la gestión pública sea más democrática, eficiente, transparente y participativa. Evidencia de esto es la priorización de la descentralización de los sectores de seguridad y protección social. Para el caso, contar con mecanismos de prevención de la violencia, sistemas de alerta de situaciones de inseguridad y de asistencia y protección frente a los impactos de la violencia que sean más cercanos y coherentes a sus contextos sociales, requerirá de esfuerzos importantes de coordinación a todo nivel para garantizar una respuesta oportuna de las estructuras de gobernanza.

En Honduras, las municipalidades son las estructuras básicas territoriales del Estado y el medio inmediato de participación ciudadana en los asuntos públicos, por tanto son el ente de alcance más cercano con la población. En el marco de la descentralización y modernización del Estado, se encamina un proceso mediante el cual se transfieren competencias, funciones, capacidades y recursos de forma total o parcial a los municipios a fin de hacer más eficiente, transparente y participativa la gestión pública. Por esta razón, articular la respuesta al desplazamiento forzado por la violencia desde el nivel central con el nivel local es esencial para garantizar su implementación, la prevención del desplazamiento, así como el acceso de la población a los servicios asistencia, protección e inclusión social.

Es evidente que todas las entidades del Estado tienen el deber de atender a la población desplazada según sus competencias. Y cuando todavía no existe claridad sobre las funciones de las instituciones públicas, la autoridad nacional es quien debe esclarecer los criterios mínimos que han de guiar a los entes competentes. A nivel local, el rol de los gobiernos municipales es esencial para asegurar el acceso de la población y una efectiva implementación de los mecanismos de respuesta. Para orientar la respuesta a nivel local, la CIPPDV formuló los siguientes principios:

  1. Responsabilidad
  2. Claridad en los roles y competencias
  3. Subsidiariedad
  4. Complementariedad
  5. Priorización
  6. Fortalecimiento de las capacidades municipales
  7. Institucionalización
  8. Cooperación horizontal
  9. Uso adecuado de la capacidad instalada
  10. Clarificación de la responsabilidad dentro de la institución
  11. Enfoque diferenciado
  12. Equidad
  13. Participación
  14. Información estratégica
  15. Promoción de alianzas
Close

Contáctenos

Para solicitar más información o si tiene consultas, favor llenar el siguiente formulario.





  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close